Un obrero más - Revista Bohemia

Sin pensarlo dos veces, el Che se quitó la camisa empapada de sudor. Allí, después de varias vueltas con la carretilla repleta de sacos, junto al resto de los estibadores, era uno más, preocupado por el pronto despacho, agilizando las operaciones de ...